DEV Community

Cover image for Rózsa Politzer/Péter La madre fundadora de la Teoría de la Recursividad
Wanda Delisio for Adevinta Spain

Posted on

Rózsa Politzer/Péter La madre fundadora de la Teoría de la Recursividad

Image descriptionCuando postergas algo y tu terapeuta te recomienda que empieces por hacer una pequeña tarea y eso te lleva a dar un paso más y otro y otro… Y de pronto aquello tan grande que querías evitar lo has resuelto a base de dividirlo en pequeñas porciones.

Eso es a lo que Rózsa Péter dedicó toda su vida: La recursividad.

Las funciones recursivas están detrás del motor de búsqueda de Google y también de Google Maps, del Trading, de los modelos de Machine Learning, de juegos como el Apalabrados o el mítico Buscaminas, de métodos de ordenación como MergeSort, etc.

Rózsa Politzer (luego Péter). Nacida en Budapest (Hungría), 1905. Matemática. Madre fundadora de la Teoría de la Recursividad. Práctica, puesto que es quien aplica por primera vez la recursividad a la computación. Gran comunicadora, porque nos lo explica en su libro “Recursive Functions* in Computer Theory”.

*Las funciones recursivas son funciones que se llaman a sí mismas durante su propia ejecución.

Nace en el seno de una familia **judía **de clase media-alta.

Empieza a estudiar Química porque su hermano mayor está estudiando Medicina y su padre decide que así, Rozsa, podrá ser útil para su hermano… Pero su destino era otro.

Al asistir a una conferencia sobre las series de Fourier* descubre su vocación y es inspirada para crear lo que luego serán los algoritmos recursivos.

*Herramienta matemática básica del análisis de Fourier empleado para analizar funciones periódicas a través de la descomposición de dicha función en una **suma infinita de funciones sinusoidales mucho más simples**

Durante este cambio de vocación sufrió el ahora conocido Síndrome del impostor:

“Cuando comencé mi educación universitaria, todavía tenía muchas dudas sobre si era lo suficientemente buena para las matemáticas. Entonces un compañero me dijo las palabras decisivas: no es que yo sea digno de ocuparme de las matemáticas, sino que las matemáticas son dignas de ocuparse”

Con 22 años se gradúa en Matemáticas. Empezó su investigación de posgrado sobre la teoría de los números pero al enterarse de que ya estaba probada con anterioridad, se retiró y se dedicó a la poesía durante un tiempo. La literatura alemana de Goethe y su amiga dramaturga, Béla Lay, tuvieron una gran influencia en ella.

Además, debido a la Gran Depresion, Hungría se alía con la Italia fascista y la Alemania nazi para incrementar su comercio. Eso provoca un giro a la derecha en las instituciones y Rózsa, al igual que otras personas, recibe presiones para cambiar su apellido judío por uno “más húngaro”. De ahí el cambio de Politzer a Péter.

Con 27 años presenta en el ICM (International Congress of Mathematicians) la “Teoría de las Funciones Recursivas”.

Con 30 años obtiene su doctorado cum laude y con 31 presenta una ponencia en el ICM titulada "Sobre las funciones recursivas de segundo paso".

Justo en ese momento que su carrera estaba despegando el gobierno húngaro pronazi prohibía ejercer la enseñanza a todas las personas judías. Así que sólo puede dar clases particulares.

Es entonces cuando se interesa por hacer llegar las Matemáticas al común de la sociedad y empieza a escribir "Jugando con el Infinito. Exploraciones y excursiones matemáticas". (Quizás ahora lo llamaríamos “El infinito explicado para dummies”)

Lo publica con 38 años y es una de las mejores introducciones a este tema y a todo el campo de las matemáticas. Al dividir su libro en 3 partes:

  1. El aprendiz de brujo
  2. El papel creativo de la forma
  3. La autocrítica de la razón pura

Péter desarrolla su material en 22 capítulos que suenan casi demasiado atractivos para ser verdad: jugar con los dedos, colorear la serie de números grises, volvemos a atrapar el infinito, etc.

Con 40 años consigue por primera vez trabajo de profesora, ya que hasta entonces debido a la influencia nazi no le había sido posible.

Con 46 publicó “Recursive Functions”, el primer libro específico sobre las funciones recursivas.

Y cuando cumple los 50 vuelve a la universidad donde estudió, pero esta vez como profesora. Donde se gana el cariño del alumnado que la llama la “tía Rózsa”.

Con 68 años fue la primera mujer miembro de la Academia Húngara de Ciencias.

Durante los años 60 se empiezan a utilizar las funciones recursivas, en las que ella trabajó, en los lenguajes de programación.

Ella recoge todos los resultados conseguidos en su libro “Recursive functions in computer theory” que se publica 6 meses después de su muerte por cáncer en 1977.

P.D.: Si vas a usar la recursividad en tu código, en nombre de la tía Rózsa, recuerda siempre agregar una condición de salida. De lo contrario entrarás en un bucle infinito. De lo contrario entrarás en un bucle infinito. De lo contrario entrarás en un bucle infinito. De lo contrario entrarás en un bucle infinito. De lo contrario entrarás en un bucle infinito. De lo contrario entrarás en un bucle infinito. [...]

Discussion (0)