DEV Community

loading...

¿Cómo empecé a programar? Mi (no tan) maravilloso viaje por el mundo de sistemas

Bel Rey
UI designer, fullstack developer & From Software addict ✨
・13 min read

Mi nombre es Bel Rey, tengo 34 años, soy desarrolladora fullstack, co-founder en CourseIt y creadora de contenido en teloexplicocongatitos.com. Desde que decidí empezar a compartir contenido recibo por varios medios las mismas preguntas una y otra vez. Es lógico, y no me molesta para nada, porque yo también estuve ahí. Cuando se está empezando en un área es normal tener muchas dudas y pocas certezas, y algunas de estas no se resuelven simplemente googleando.

Las preguntas más comunes son: "Como aprendiste a programar", "cómo conseguiste tu primer trabajo en tech" y "como empezaste a emprender"

Por eso para centralizar un poco estas respuestas decidí hacer un recuento corto de como fue mi trayectoria por la programación, centrándome en analizar las partes que yo creo fueron clave para mi desarrollo profesional.

DISCLAIMER: Como toda historia personal, este recorrido va a estar minado de oportunidades y contextos que se me dieron a mi por una mezcla de suerte, privilegio y esfuerzo. No podemos medir ninguna historia de éxito descontextualizada de estos factores. Incluso lo que para mi es el éxito no lo sea para otras personas. Lo que quiero decir con esto, es que solo cuento mi historia para exponer los diferentes caminos por los cuales uno puede hacer carrera, pero no quiero bajo ningún contexto que esto se considere una receta mágica, ni un modelo a seguir y mucho menos que se frustren si sienten que no dan con el perfil que describo en mi historia. El punto de la diversidad es que cada vez tengamos más oportunidades al margen del contexto personal.

Empecemos entonces por aclarar que es para mi el éxito. Yo me considero una persona exitosa si puedo vivir bien y en la mayor libertad posible, dentro de los límites obvios de la realidad. Me gusta viajar si tengo ganas de viajar (cuando no hay pandemia), quedarme en mi casa cuando tengo ganas y trabajar desde donde quiera. Me gusta pasar tiempo con mi familia y círculo cercano. No funciono bien en contextos rígidos con horarios fijos ni presencialidad obligatoria, pero si tengo que hacerlo me adapto porque a veces no queda otra.

Prefiero, siempre dentro de lo posible, los espacios de trabajo estructurados y metódicos, que van bien de la mano con la cultura del trabajo asíncrono.

Me gusta emprender porque me permite ejercer ciertas de estas libertades mientras creo productos interesantes, en los que disfruto trabajar y también porque me gusta generar oportunidades y espacios de trabajo que le sirvan a otras personas que tienen una idea similar del éxito.

Aclaro todo esto porque van a notar durante esta historia que suelo gravitar hacia trabajos freelance o contractor y menos hacia trabajos en relación de dependencia, y ese es el motivo, pero de nuevo, es mi historia y no necesariamente tiene que ser la que ustedes quieran recorrer.

Ahora si, fin del disclaimer. Empecemos.

Mi nombre es Belén Rey, nací, y al día de hoy vivo en Buenos Aires, Argentina. Más particularmente en CABA, que cuando yo era chica solía llamarse Capital Federal, pero ya en ese entonces era el territorio más privilegiado dentro del país. Crecí en una familia de clase media, mi viejo era gerente de sistemas en Disco, una cadena muy importante de supermercados. Mi mamá era ama de casa. Tuve una infancia digna de una sitcom de los 80.

Allá por el 2006 egresé de la educación media, que acá en Argentina conocemos comúnmente como secundaria y me anoté a estudiar en la universidad. Mi primera opcion eran ponerme a hacer alguna carrera de sistemas para seguir el legado paterno, mi segunda opción era estudiar diseño. Por ambas cosas tuve siempre afinidad y facilidad así que me daba igual. En realidad, sinceramente, mi primera opción era no hacer nada. El 2005 fue un año muy difícil en mi familia, marcado por la enfermedad y la muerte y realmente no estaba en condiciones de elegir y enfrentar la responsabilidad de estudiar. Le rogué a mis viejos que me dejaran tomarme un año sabático, pero no hubo caso, tras muchas charlas de "mientras vivas bajo mi techo" cedí ante la presión de mi familia y después de un par de vueltas me terminé anotando en una carrera al azar.

Si hoy tuviera una máquina del tiempo volvería a ese momento en el tiempo, los sentaría a todos en la mesa del comedor y les diría que se dejen de joder. Cuando uno está en el momento siempre siente esta presión de graduarse antes de los 22, antes de los 25, antes de los 30. Sentís que el tiempo se te escapa, que la vida se te escapa. En el transcurso de la vida te das cuenta que esos parámetros no significan nada. Y en la medida de lo posible, siempre es bueno tomarse el tiempo para pensar las cosas. Que prefieren ustedes ¿Que los opere un cirujano que se graduó rápido pero secretamente quiere ser pianista o uno que se haya tomado el tiempo de descubrir su profesión? Yo voy con el segundo, sin dudarlo.

Pero bueno, me anoté en una carrera al azar, empecé a cursar y decidí que la mejor forma de ganar control sobre mi vida era empezar a trabajar. Conseguí por referencia de una profesora trabajo en una pyme local haciendo algo de diseño (era malísima) y frontend (en ese momento recién empezaba el auge del css). Con ese sueldo decidí pagarme los estudios en un instituto privado simplemente porque los horarios eran electivos y eso me permitía trabajar más tiempo.

Me anoté entonces en la carrera de Desarrollo de Videojuegos, en Imagecampus. Ahí aprendí a programar en C#, C++. Aprendí POO, a hacer diagramas de flujo y organizar bases de datos relacionales. También aprendí ciertos temas de matemáticas bastante avanzados que después se aplicaban en creación de shaders y otras aplicaciones dentro de lo que era la programación orientada a los videojuegos. Realmente una carrera apasionante que me dejó muchísimo. La abandoné en el último año porque no me banqué la presión de ser la única mujer en toda la institución. Si la hiciera hoy en día creo que sería diferente. Pero en ese momento yo tenía 19 o 20 años y no me banqué la hostilidad de algunos de mis compañeros. La institución no me dió apoyo, pero ahora entiendo que en ese momento tampoco supieron cómo. Creo que hoy en día esos ambientes son mucho más amigables y tienen otras herramientas para manejar violencias y acosos.

Mientras cursaba empecé a ejercer como quality assurance en Gameloft, una empresa que desarrolla videojuegos para celular y en ese momento tenía una gran presencia en Argentina. Para ingresar te tomaban una prueba donde medían tu atención al detalle y nivel de inglés. Acá voy a hacer un parate: si pueden, aprendan inglés. Yo tuve la suerte de estudiarlo desde chica y realmente no puedo explicarles la cantidad de oportunidades que me dió. No importan las certificaciones ni los examenes internacionales, todo eso es brillantina. Aprendan inglés, leerlo, escribirlo y hablarlo con naturalidad, la diferencia que hace es enorme.

Pero volviendo, la entrevista en Gameloft era atención al detalle e inglés. Pasé y estuve trabajando ahí un buen tiempo. Nos capacitaban y el sueldo no estaba mal, pero no había mucha oportunidad de crecimiento tampoco, al menos no en esa área. En 2010 me fui a Globant, también como QA. En Globant me capacitaron en selenium y otras tecnologías de automation, lo cual me permitió empezar a aplicar a trabajos mejor pagos.

Particularmente me capacitaron en selenium usando java, y también tuve bastantes capacitaciones todo lo que es el mundo de agile, que sinceramente no me parece demasiado útil pero suena bien en un CV.

Para ese momento ya había dejado la carrera y me anoté en mi otro gran amor, diseño gráfico. No voy a entrar mucho en detalle sobre la carrera de diseño porque no es de lo que vinimos a hablar.

Mientras estudiaba diseño me fui a mi siguiente trabajo, también como QA, pero esta vez full automation, en una software factory local llamada Teracode. En Teracode también me capacitaron, esta vez en behat, un framwork de Behaviour Driven Development para PHP. También me capacitaron en PHP, pero prefiero obviar eso en mi CV.

Nunca me gustó el trabajo de QA. Quizás se estén preguntando por que no buscaba oportunidades de diseño. Les voy a decir la verdad, las buscaba, pero en ese punto me rendía mucho más a nivel económico y horarios trabajar como QA dentro de la burbuja de sistemas. Los sueldos eran mucho mejores lo cual me permitía seguir pagando mis estudios, el alquiler y la comida. La pasión es algo muy lindo, pero en ese momento igual que siempre, decidí priorizar mi libertad.

Las cosas en Teracode no iban bien porque la empresa empezó a tener problemas de liquidez y dejó de pagar los sueldos, pero ahí, en el segundo proyecto donde me asignaron conocí a quienes eventualmente se iban a convertir en mis socios: Diego y Caro.

Éramos tres personas cansadas de trabajar por dos pesos y en malas condiciones cuando podíamos hacerlo precarizado pero en dólares, por eso en 2013 unimos fuerzas, conseguimos nuestro primer cliente internacional, nos fuimos a Boston sin mucha idea de lo que estábamos haciendo y fundamos nuestra propia software factory: Fibury. Yo tenía en ese momento 25 años.

Ninguno de los tres tenía mucha idea de como manejar una empresa, y uff, nos equivocamos varias veces, pero fue una gran experiencia. Tuvimos la suerte de contar con un buen equipo de profesionales que nos ayudó a navegar los mares de la AFIP, el BCRA, los cepos cambiarios y el interminable universo fiscal de la Argentina. Una experiencia muy enriquecedora y también muy estresante.

En Fibury hice de todo, PHP, Java, Selenium, Behat, branding, UI, señalética y todo lo que mi abanico de habilidades ganadas a través de los años me permitió.

Pasó el tiempo, nos aburguesamos, siempre ganándole a la inflación con la entrada constante de USD. La empresa se empezó a poner aburrida. A comienzos de 2018 y en el pico de mi aburrimiento decidí salir a buscar nuevos desafíos. Todavía sentía una deuda con la programación propiamente dicha, por eso me anoté en un bootcamp intensivo de desarrollo frontend. Arrastré conmigo a mi mejor amiga Denise.

Siempre digo que la experiencia bootcamp es 100% suerte y quien te toque en el puesto de profesor porque las instituciones no suelen dar apoyo desde lo técnico. Yo tuve muchisima suerte de encontrarme a Juani Gallo, una de las personas con más capacidad pedagógica que conocí en la vida. Y si no me creen a mi pueden ir a leer los tweets de otras personas:

Solo escribo este tweet para decir que los cursos de @courseitok son impecables y la forma en la que explica Juani Gallo es genial. Excelente inversión💪😼

— Mauro (@devafterall) March 3, 2021

Doy fe! Hice el de HTML y CSS, @JuaniGallo es súper claro! Entendes sí o sí. Mientras ves la clase vas practicando y así, a tu ritmo, retrocediendo el video todo lo que haga falta. Para mí lo re contra vale.

— Tati (@tatibalm) April 15, 2021

En el bootcamp me fue muy bien, aprendí HTML, CSS, jQuery, React y Node.js. Durante el tiempo que cursé practicaba constantemente todos los días, estaba absolutamente decidida a aprovechar la cursada y llevarme el mayor conocimiento posible. Agradezco haber tenido el apoyo de mi familia durante todo este proceso, que duró seis meses. Me bancaron en todas, pero sobre todo con el cuidado de mi casa y mi hijo, que en ese momento tenía menos de dos años. Las personas no deberíamos tener que elegir entre nuestra familia y nuestro éxito profesional, pero lamentablemente las estructuras no siempre acompañan y quienes tenemos personas a cargo no siempre podemos darnos ciertos lujos. Yo tuve y tengo el privilegio de poder armar mi propia red de cuidado, pero estas oportunidades no se le deberían negar a nadie.

Terminó el curso y yo volví a mi empresa, donde se me dió la chance de empezar a ejercer como desarrolladora frontend.

Mi primera asignación en el mundo del front fue un proyecto nuevo con React Native. Yo no sabía React Native pero había aprendido React a fondo. Tuve que hacer un challenge que era levantar el repo de una app en local, e implementar un sistema de login. Lo que más me costó del challenge fue la navegación porque venía del mundo del React Router y de pronto me encontré peleando con navigators. Mi challenge no fue perfecto, pero estaba bien, me tomaron y además me asignaron en otro proyecto donde me capacitaron en Angular.

Por aquel momento dejé de ejercer como diseñadora. También estaba cada vez más aburrida. Empecé a buscar trabajos por fuera de la empresa y los encontré, siempre por referido o recomendación. Durante este periódo empecé a ejercer como ayudante en el bootcamp y también tuve la suerte de sumarme temporalmente al equipo de Acámica, para generar contenido y renovar la carrera de Desarrollo Web Fullstack (en el área de frontend). De hecho, si conocen a alguien que haya hecho la última versión de la carrera y haya entregado el proyecto gifOs, eso es parcialmente mi culpa, y en algún rincón de mi github privado todavía tengo el código de la versión prototipo. Si lo amaron (u odiaron) ya saben a quien culpar.

Durante este tiempo me capacité sola en next.js y aprendí a usar bases de datos no relacionales, particularmente mongo. Casi toda mi capacitación en estas tecnologías pasó por leer documentación y algún que otro curso en oferta de Udemy.

Las cosas siguieron así por un tiempo, hasta que en 2019 me reencontré con Juani, que estaba buscando gente para sumarse a CourseIt, el emprendimiento que había empezado un tiempo antes. Me sumé, primero como ayudante en clase, después como desarrolladora. Eventualmente me di cuenta que CourseIt era el lugar donde yo quería estar y me fui de Fibury. Esto no fue tan lineal y hubo otros factores en el medio, pero lo importante es que fue de comun acuerdo, la empresa había cumplido su ciclo, y a mi me quedó toda la experiencia y una relación con Caro a quien siempre voy a considerar una de mis más grandes amigas. Te quiero ami, tirame unos freelos.

Y esto nos trae a la historia contemporánea. A fines de 2019 para complementar mi trabajo en CourseIt tomé un trabajo freelance para el Banco Patagonia. Tuve la oportunidad de trabajar en dos de sus proyectos donde apliqué mis conocimientos en React pero además aprendí mucho sobre integración con las apis de renaper y otros servicios de reconocimiento de datos. A mediados de 2020 tomé una posición part time como desarrolladora fullstack en Digiventures, una fintech local, donde al día de hoy soy parte del equipo de desarrollo. Tuve la suerte de que me confíen el desarrollo de un producto nuevo desde cero y además me deleguen el liderazgo del equipo, siendo mi primera oportunidad como líder técnica.

Hace un mes, y como parte de CourseIt, tomé un proyecto corto para renovar y refactorizar la página web de una empresa que trabaja con Smart Contracts, asi que si me pongo pesada con el tema cripto ya saben por qué es.

En CourseIt hago varias tareas, pero mayormente me dedico a desarrollar algunas features, diseñar las interfaces de usuario y curar contenido. Me divierte tener diferentes roles en diferentes equipos, pero a veces también me quema, porque el cambio de foco es constante. Mi meta a corto plazo es ver CourseIt crecer más y más. ¿Mi meta a largo plazo? Todavía no estoy segura, pero probablemente incluya aprender más tecnologías, seguir desarrollando productos que aporten valor y no aburrirme en el proceso.

Ahora si, hecho este recuento por mi vida profesional, que me interesa que se lleven:

  • Estudiar carreras terciarias / de grado en sistemas me dió una gran base lógica y algorítmica, buena estructura y forma para pensar los problemas y cero herramientas para salir a buscar un trabajo en el corto plazo. ¿Recomiendo estudiar una carrera universitaria? Depende. Si buscan una salida laboral instantánea, no. Si quieren profundizar en temas que aportan a una mejor búsqueda de soluciones y no se animan a hacerlo de forma autodidacta, haganlo, definitivamente todo suma.

  • Para llegar a tener la libertad laboral que tengo hoy en día me tuve que fumar experiencias que no necesariamente hubiese elegido, sobre todo en mis primeros trabajos. No dejen pasar oportunidades esperando que se les dé el trabajo perfecto con el stack perfecto, a veces una oportunidad que puede no resultar super atractiva a simple vista ofrece posibilidades de crecimiento y capacitación impensados

  • No hay una sola forma de aprender a programar. Ni de aprender nada, sinceramente. Mis habilidades vienen de una suma de educación formal, capacitaciones laborales, aprendizaje autodidacta y cursos. Todas las formas me aportaron diferentes conocimientos y perspectivas y no me arrepiento de ninguna.

  • Mi opinión sobre los bootcamps es que si se van a meter a uno investiguen quien está a cargo de las clases. Y si no saben a donde ir vengan a CourseIt, donde ya vivimos todos los problemas que este formato educativo suele tener e intentamos constantemente mejorar y solucionarlos. Pueden probar nuestros cursos gratuitos de HTML y CSS o Algoritmos antes de comprometerse con una suscripción mensual

  • Estudiar cualquier cosa es más fácil si lo hacen con un grupo de apoyo. Yo tuve la suerte de coincidir con grandes personas que se convirtieron en grandes profesionales, pueden leer algunas de sus historias acá:

https://dev.to/ddgn/cambiar-de-carrera-post-30-a08
https://dev.to/cocotlandia/tu-primer-plan-de-carrera-personal-en-desarrollo-web-4ol5

  • No dejen de lado los soft skills, las oportunidades de crecimiento no se dan solo por las habilidades técnicas, muchas veces vienen de la mano de recomendaciones y contactos. Traten bien a la gente y se les van a abrir miles de puertas
  • Dentro de sus posibilidades aprendan inglés. Como sea, videos online, cursos, institutos, grupos de charla, etc

  • No dejen pasar una oportunidad por más miedo que tengan. Es mejor probar y fallar, porque eso implica que también se puede probar y tener éxito. No probar es fallar automáticamente.

  • Y finalmente, no hay fórmulas mágicas ni trabajos perfectos. Lo que a ustedes les sirva para progresar es válido, siempre que sea legal y no joda a nadie en el camino.

Espero que este post les de una perspectiva de cómo se puede ver la carrera de alguien que hace más de una década trabaja en este mundo, y como no siempre el camino es lineal. Si tienen dudas, comentarios o ganas de charlar me encuentran en twitter o en los comentarios :)

Discussion (4)

Collapse
ehgarcia profile image
Ezequiel

Excelente narrativa, muy atrapante y muy enriquecedora. Sin dudas las ganas de hacer pueden mas que todo! Gracias por compartir esta experiencia se vida <3

Collapse
miguelmj profile image
MiguelMJ

¡Muy bien escrito! Una historia muy interesante, suscribo todos las ideas que remarcas al final. Un saludo, Belén.

Collapse
juanprm profile image
Juan Pablo Romero Mendoza • Edited

Hola Bel, me encantó como explicas tu historia, hice el bootcamp de Acamica en el 2019 - 2020 y me tocó crear GIfOS, no sé si esta es la versión que prototipaste, a mí me gustó el reto 😁

Collapse
hexaboii profile image
Hexaboi

Que buenísimo este post, increíble tu historia, como me hubiera gustado leer algo así cuando estaba terminando el secundario para tener una idea, una referencia.
Un saludo 👋🏻💛